Make your own free website on Tripod.com

RESEÑAS DE "ANTOLOGIA", NUEVO DISCO DE MADREDEUS, CON DOS NUEVOS TEMAS

"Antologia" es el nuevo disco de Madredeus. Contiene dos nuevas canciones: "Oxalà" y "Brumas do futuro", ésta última fue escrita por Pedro Ayres Magalhães con António Vitorino de Almeida, y forma parte de la banda sonora de la película "Capitães de Abril", que versa sobre la revolución portuguesa y es dirigida por la actriz Maria de Medeiros (conocida por su extraordinaria caracterización de la escritora Anaïs Nin en la cinta Henry y June, de Philip Kaufman). Además María de Medeiros es hija de Almeida. "Oxalà" será el primer videoclip que emane de este disco.

Esta es la lista completa de canciones:

- "O Pastor" - Existir (1990)
- "Vem" - O Espírito da Paz (1994)
- "Oxalá" - New song
- "Haja o que Houver" - O Paraíso (1997)
- "Guitarra" - Ainda (1995)
- "A Andorinha da Primavera" - O Paraíso (1997)
- "Céu da Mouraria" - Ainda (1995)
- "As Ilhas dos Açores" - Existir (1990)
- "As Brumas do Futuro" - New song
- "Ao Longe o Mar" - O Espírito da Paz (1994)
- "O Sonho" - O Paraíso (1997)
- "Alfama" - Ainda (1995)
- "O Paraíso" - New version
- "A Vaca de Fogo" - Os Dias de Madredeus (1987)
- "O Mar" - O Espírito da Paz (1994)
- "Ainda" - Ainda (1995)
- "Tejo" - Ainda (1995)

 


DOMINGO 18 DE JUNIO DE 2000
El prestigiado grupo portugués es capaz de materializar lo divino
------------------------------------------------------------------------

Madredeus. Antología, música para cambiar la existencia de los mortales

  • La interpretación vocal, como siempre, corre a cargo de la bella Teresa Salgueiro
  • Dos nuevas composiciones de Pedro Ayres Magalhaes se incluyen en este nuevo disco


por Pablo Espinosa/La Jornada

Una oleada de placer se descascara desde los audífonos y/o los altavoces: mortales, buena nueva, flamante disco de Madredeus habemus.

Como el mar, que siempre recomienza en un poema de Paul Valery, los efectos que surte en cuerpo y mente la música del grupo portugués es avasallante, siempre el mismo pero más intenso cada vez: los músculos se vuelven suaves, los ojos entornados, el rostro se inclina -impelido por hadas invisibles-, la mejilla se anida en la palma de una mano y sólo un sonido opaco parece interrumpir el oleaje calmo de la música que suena: un suspiro.

Pocas músicas, aun las músicas dormidas (como se llaman un cuadro de Tamayo y una partitura de Lavista), son capaces de despertar tantos suspiros y tan hondos como lo hace Madredeus. Cada hoyito de la epidermis está perfectamente erecto. Eso que los clásicos denominan piel chinita pero que no es otra cosa que una epifanía, es decir, la materialización de lo divino.

Privilegiados mexitecas

He aquí un nuevo motivo para que cronopios, famas y esperanzas se vuelvan más dichosos: ha llegado a México el compacto prodigioso titulado Madredeus. Antología (EMI) y que contiene dos creaciones nuevas de Pedro Ayres Magalhaes, Oxalá y As brumas do futuro, encabalgadas en una de las voces más bellas del planeta. Esa voz tiene nombre y apellido: Teresa Salgueiro.

Pocas músicas como la de Madredeus tan poderosas como para cambiarle la existencia a tantísimos mortales. Los mexitecas somos harto privilegiados en tal aspecto, pues estos paisanos de maese Saramago nos han visitado en varias ocasiones, desde que Teresinha Salgueiro era una muchacha virginal hasta que retornó recientemente, tocada más aún por la gracia divina, con una bebé en los brazos, tan hermosa como ella.

Nadie de entre los mortales que estuvimos una noche de octubre en la Alhóndiga de Granaditas, en Guanajuato, confundidas en el rostro lágrimas y lluvia, olvidaremos esa música hendiéndosenos en vivo, como otra noche en el Zócalo de la ciudad de México, lleno de muchachas y muchachos, todos sentados en silencio, escuchando a los ángeles cantar: los músicos hijos de la Madre de Deus, ángeles enfundados en negros ropajes, pulsando instrumentos tallados por Fra Angelico en un fresco florentino. Y Teresa Salgueiro mientras canta es Venus naciendo del mar, ella entonces pintada por el maestro Sandro Boticcelli.

Pedazos de ternura que llevamos atados al ventrículo derecho: O Pastor, Vem, Haja o que Houver, Guitarra, A andorinha da Primavera, Céu da Mouraria, Ao Lounge o Mar, O Sonho, Alfama, O Paraíso, O Mar, Ainda, O Tejo. Tal es el material que anima este disco que nos retorna al útero, nos recupera al paraíso, nos hace recobrar la forma humana.

Pocas músicas hacen tanto y tan hondo suspirar. Oh, camaradas, de qué manera tan bella y tan irónica nos sonríe esa señora tristalegre llamada saudade.

Cuando uno escucha a Madredeus y siente sobre el pecho, desnudo, una lágrima que quema, ésta no puede ser sino de dicha.

¿Por qué carajos nuestros paisanos los suecos no han creado aún el Nobel de la Belleza para otorgárselo ipso facto a Madredeus?


 

ANTOLOGÍAS

* Luego de siete álbumes, después de haber recorrido el mundo, Madredeus ha decidido obsequiarnos con una magnífica Antología.
* Un buen resumen de estos años y un buen momento para que el grupo entre de lleno en una nueva etapa creativa.
 

Por: Mauricio Hammer/Reforma

Si la lengua es una cuestión de sangre y todos los que hablamos el español somos hermanos, entonces quienes hablan las otras lenguas romances son algo así como nuestros primos. Esto es especialmente cierto al referirnos al portugués, tan cercano al castellano que a veces los futbolistas brasileños juran que están hablando nuestro idioma y nosotros nos congratulamos de lo bien que entendemos el suyo.

Sin embargo, los integrantes de Madredeus no hubieran podido conquistarnos sólo con cantar en una lengua cuyas palabras sonaran familiares. Requerían además de la especial manera de Pedro Ayres Malgalhaes para reinventar el fado, esa canción tradicional de Portugal y agregarle toques de jazz, de new age, de folk; del virtuosismo de Rodrigo Leao, Gabriel Gomes y Francisco Ribero primero y de José Peixoto, Carlos María Trindades y Fernando Júdice después. Y, por sobre todo, de la incomparable voz, a la vez dulce y poderosa, tersa y contundente, de Teresa Salgueiro.

Ahora, luego de siete álbumes maravillosos, después de haber recorrido el mundo, tras de haberse servido y servir al talento de Wim Wenders en su Historia de Lisboa, habiendo cautivado a más de 80 mil espectadores en el Zócalo capitalino, Madredeus, esa suerte de bálsamo musical, ha decidido obsequiarnos con una magnífica Antología construida con canciones de todos sus discos, más algunas novedades. De Existir emanan "O Pastor" y "As ilhas dos acores" , de O Espírito da Paz salen "Vem" , "Ao longe o mar" y "Mar"; de O Paraíso "Haja o que houver" , "A andorinha da primavera", "O sonho" y "O paraíso", de Ainda "Guitarra", "Céu da Mouraria", "Alfama", "Ainda" y "O tejo", y de Os días de Madredeus, "A vaca de fogo".

El álbum contiene además las inéditas "As brumas do futuro" y la espléndida "Oxala". Además, el librito de Antología está lleno de fotos de Madredeus en la intimidad y en concierto, entre ellos y con su público, dentro y fuera de su país.

En el texto que presenta Antología, David Ferreira, uno de los productores, se disculpa por no haber incluido piezas como "A sombra", "O navío", "Coisas pequenas" o "A margem" y explica que hubiera sido imposible hacerles plena justicia. Con todo, Antología es un buen resumen de estos años y un buen momento para que el grupo entre de lleno en una nueva etapa creativa.

EL VIAJE MUSICAL DE MADREDEUS

* Madredeus comparte con los escuchas los felices momentos de su travesía musical en ‘Antologia’.
* El sonido de Madredeus es inconfundible, sutil, con la belleza de lo sincero, remite a la vieja ciudad de Lisboa y sus encantos.
 

'Antología' reúne los felices momentos de la travesía musical de Madredeus

Por: Víctor Ronquillo/Reforma

Madredeus comparte con los escuchas de su nuevo disco, Antología (EMI), los felices momentos de su travesía musical. Ese viaje iniciado por el grupo portugués en la iglesia del Convento de Xabregas, donde se reunían por el placer de compartir la música y donde fue grabado el primero de sus discos: Os Días da Madredeus.

El sonido de Madredeus es inconfundible, sutil, con la belleza de lo sincero, remite a la vieja ciudad de Lisboa y sus encantos. Se trata de los dulces fados y una amplia recreación de la música tradicional portuguesa que ha estremecido a públicos de los más diferentes lugares, animado películas (Historias de Lisboa , de Wim Wenders, 1995)y celebrado inolvidables conciertos con decenas de miles de personas en plazas públicas (Zócalo de la Ciudad de México, 1999).

A Pedro Ayres Maglhaes y Rodrigo Leao la música los unió, esa música que presentían y no escuchaban en ninguna parte.

Compartieron su búsqueda hasta que una noche conocieron a la cantante que se convertiría en el corazón del grupo: Teresa Salgueiro, cuya voz definió por completo el sonido de Madredeus.

Como en toda Antología , quizá falten algunas canciones que alguien ha convertido en entrañables y le parecen esenciales en la historia del grupo. A cambio, se ofrecen un par de nuevas melodías con el dulce sello de la casa.

El pequeño libro que acompaña al disco incluye una serie de fotografías de los viajes de Madredeus, instantáneas de los tours que comparten con el público que ha estado cerca del grupo desde 1993, cuando realizaron una larga gira de conciertos que los llevó a distintas ciudades del mundo.

Un año después apareció O Espirito da Paz , uno de sus mejores discos. Madredeus enfrentó la separación de Rodrigo Leao, Gabriel Gomes y Francisco Ribeiro, quienes fueron determinantes para el grupo, pero nuevos músicos como el guitarrista José Peixote han aportado su talento para que Madredeus siga vivo.

VENDRÁ MADREDEUS CON SU 'ANTOLOGÍA'

* Madredeus lleva a 30 países su primer álbum de grandes éxitos ‘Antología’ un disco compuesto de apuntes de viajes traídos de todo el mundo.
* Madredeus adopta su nombre de la iglesia del barrio de Madre Deus de Lisboa.

Por: Mural

Madredeus lanza simultáneamente en 30 países su primer álbum de grandes éxitos Antología (EMI). El título de su nuevo trabajo es más de lo que su nombre indica. Es un disco compuesto a base de apuntes de viajes traídos de todo el mundo.

Dentro de la gira mundial que la agrupación portuguesa inició en Europa, el 24 de septiembre estarán en Guadalajara para presentar en concierto su más reciente producción discográfica, donde resumen 13 años de su historia musical.

Antología es el mapa perfecto para seguir su gran viaje, una brújula de canciones dejadas por todo el mundo, pero recordadas eternamente de su tierra natal. 17 refugios seguros en los que el alma puede por fin permanecer tranquila e inquieta, bajo el arrullo de la voz de Teresa Salgueiro.

Desde "A Vaca de Fogo"hasta "O Tejo", se trata de los símbolos de un grupo en el que el cambio y la herencia nunca han estado alejados el uno del otro. 15 temas de siempre y dos inéditos, "Las Brumas del Futuro"y "Oxalá".

Madredeus nació en 1986 adoptando el nombre de la iglesia del barrio de Madre Deus de Lisboa, en el que ofrecieron su primera actuación.

El sonido del grupo es inconfundible, sutil, con la belleza de lo sincero, remite a la vieja ciudad de Lisboa y sus encantos. Se trata de una amplia recreación de la música tradicional portuguesa que ha estremecido a públicos de los más diferentes lugares, animado películas (Historias de Lisboa , de Wim Wenders, 1995) y celebrado inolvidables conciertos con decenas de miles de personas en plazas públicas (Zócalo de la Ciudad de México, 1999).

Madredeus es un grupo singular. Primero, por su atípica propuesta musical. De marcada identidad, pero sin freno evolutivo, es irreprochable en lo creativo y tan sugerente como hermosa en su interpretación, con la instrumental voz de Teresa Salgueiro como mayor referente. Segundo, porque ha puesto a Portugal en el mapa musical internacional: con una oferta presumiblemente minoritaria hace 13 años.

El grupo ha acabado por tener una acogida internacional, amplia y ecléctica, aunque con parecida sensibilidad. No sólo ha superado sus propias crisis internas, sino que sistemáticamente se ha aprovechado de ellas, quedando siempre como referentes la voz de Teresa y la creatividad y el férreo liderazgo de Pedro Ayres, su portavoz.

Madredeus se presentará en el Teatro Galerías el próximo 24 de septiembre a las 20:30 horas.




REGRESA AL INDICE